Packaging personalizado: ejemplos más allá de los nombres de Coca-Cola

Una de las tendencias del packaging que toma cada vez más fuerza es la personalización. ¿Por qué? Por que el pack personalizado vende. Coca-Cola logró, tras años de caídas en EEUU, aumentar sus ganancias en más de un 2% en solo cuatro semanas con la campaña de las latas personalizadas. En España, en cinco semanas la emblemática marca de refrescos logró que sus ventas subieran en un 13%.

New Call-to-action

Cuando una persona se encuentra con un producto que apela directamente a sus gustos, personalidad o nombre repara en él de modo casi reflejo, con lo que la marca consigue un impacto o atención mayor. Sea en el soporte que sea -lineal, redes o publicidad tradicional  – el packaging personalizado propicia un proceso de atención más rápido que deriva, en la mayoría de ocasiones, en una mayor predisposición de compra. “Este producto lleva mi nombre o habla de mi serie favorita y lo quiero”.

La personalización facilita por tanto el contacto con la marca, que ha demostrado que comparte valores o gustos con el consumidor. Y si el producto termina de convencerle, con tiempo y consistencia derivará en lealtad y compromiso por parte del cliente. Incluso recomendación en la que el consumidor se convierte en embajador de la marca. Es lo que se conoce como el funnel de conversión.

¿Pero basta con poner un nombre en una botella? ¿Es eso el packaging personalizado?

 

Formas de personalizar un pack

Un estudio de Transparency Market Research revelaba hace unos meses que el packaging personalizado es una opción en auge entre las compañías, y que se espera que crezca exponencialmente hasta 2025. Sin embargo, este informe  también ponía de manifiesto que todavía hay mucho campo para innovar, pues de momento la mayoría de los packs personalizados presentes en el mercado son botellas.

En este sentido, hay una variedad de formatos y tipos de personalización para hacer un producto único a ojos del consumidor.

 

Personalización por nombre

Coca-Cola o Nutella son los ejemplos más conocidos por su gran repercusión, pero no son los únicos. Otra muestra de personalización bien conseguida mediante el nombre es Hector Kitchen, una marca de comida de perros que permite personalizar los paquetes de croquetas caninas que se encargan a través de su web para las mascotas más consentidas.

Personalización por forma de ser

La marca de chocolatinas Snickers lanzó en 2015 una campaña en la que personalizó los envoltorios con 21 estados de ánimo posibles ante la falta de tu snack preferido: quejumbroso, malhumorado, insolente, impaciente…

 

Personalización por momentos

Como este vino catalán para momentos muy personales y dignos de recordar.

O las patatas fritas Lay’s  que podías personalizar con las mejores fotografías de tu verano:

 

Personalización por estaciones

Otra forma de buscar inspiración para el packaging personalizado es atendiendo al paso del tiempo, como hacen Victoria’s Secret o Pantene:

Personalización para eventos

Los eventos son imprescindibles para muchas marcas para sus estrategias de packaging personalizado. Un ejemplo, los mundiales de fútbol.

O para unos Juegos olímpicos:

Personalización por lugares

Por ejemplo, Budweiser personalizó sus botellas para competir contra las cervezas locales y aumentar sus ventas.

 

Personalización por causas

Las marcas también se mueven por grandes causas. El ‘pink packaging’ por ejemplo, es una de las muestras más conocidas, que emplean marcas tan diferentes como Solán de Cabras  o las pilas Energizer:

Personalización por diseño

Gracias a una modificaciones en el diseño las botellas de Font Vella ya están en los hogares de los más diversos coleccionistas: de Star Wars, de Frozen…

O los productos de Oral B de la línea Frozen:

 

La influencia de la tecnología

Además de favorecer la fabricación de estos envases, la tecnología ha resultado clave en la expansión de la popularidad de las líneas de packaging personalizado. Las redes sociales o los servicios de mensajería instantánea como WhatsApp son sólo dos ejemplos de herramientas muy poderosas que pueden usarse a la hora de viralizar este tipo de envases, multiplicando el impacto de marca en el consumidor. Sobre todo en un momento en el que se observa un fenómeno de descenso de las compras físicas por parte de la población más joven.

En definitiva, existen innumerables forma de personalizar un pack, una herramienta que además de aumentar las ventas a corto plazo favorece la fidelización para con la marca a largo plazo. En un momento en el que destacar es difícil, ya que la oferta ha aumentado y se ha diversificado, debe aprovecharse esta oportunidad.

New Call-to-action

Comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.

Escribe un comentario