8 claves para el desarrollo de un packaging efectivo

Isabel Santomé

8 claves para el desarrollo de un packaging efectivo

En la actualidad, sólo 1 de cada 5 consumidores está satisfecho con el envase de los productos que adquiere, según Mead Packaging Matters. Eso implica que las marcas deben revisar y gestionar el packaging para obtener envases que sean realmente efectivos y estén a la altura de las exigencias del consumidor de hoy.

Para desarrollar un packaging adecuado que fomente el diálogo con el usuario y el engagement de éste con la marca, debe dar respuesta a requerimientos funcionales, estéticos y estratégicos, tanto de marca como de negocio. 

Claves para el desarrollo del packaging efectivo

Para lograrlo, hay varios aspectos a tener en cuenta: 

1.Un briefing a la altura

No es suficiente con un documento básico que contemple ciertos aspectos técnicos. La agencia y el cliente tienen que colaborar en la creación de un briefing para que este sea lo más completo posible. Debe ser una labor conjunta que tenga en cuenta elementos como:

  • La situación y objetivos de la marca
  • La situación y objetivos del producto
  • Público objetivo al que se dirige el producto
  • En qué segmento de mercado se va a distribuir
  • Qué canales de distribución se utilizarán
  • Otros productos de la misma marca
  • Cuáles son los objetivos del diseño
  • Información técnica específica sobre el producto (dimensiones, tipos de envase, información que debe contener, textos legales, etc)

2. Conocer a fondo al cliente

Debemos conocer a fondo a nuestro cliente potencial: su estilo de vida, necesidades, motivaciones, expectativas. Cómo, dónde, cuándo o con quién consume el producto… Para ello puede ser necesario contar con investigación ad hoc.

3. Analizar la competencia

Analizar las demás opciones que tenga el consumidor, dentro y fuera de la categoría, para poder definir un territorio propio e innovador. Identificar las propuestas de valor y posicionamiento de los competidores y nuestras ventajas.

4. Un pack que sea útil para el público objetivo

El packaging es la forma en la que la marca llega a manos del cliente, concentra la esencia de lo que la marca representa. Por eso, todos sus elementos deben ser coherentes, dándole el valor que merece. Cada detalle debe causar un impacto y ser relevante para el cliente, ofreciendo así una experiencia única.

packaging productos belleza

 

5. Una propuesta creativa ‘simple and clear’

La decisión entre comprar un producto u otro se realiza en apenas siete segundos y generalmente una buena parte de esta decisión es impulsiva. Es importante condensar la información más relevante y evitar mensajes secundarios o superfluos que reducirán el impacto del mensaje clave.

6. Una buena gestión de portfolios de producto

Tener clara la arquitectura de los productos y servicios de la marca ayudará a que el pack sea coherente y evite solapamientos innecesarios.

7. Estar al corriente de las tendencias sociales

Como todo en la sociedad actual, las tendencias, tanto estéticas como tecnológicas, están en constante cambio, por eso es importante estar al día y no quedarse obsoleto. Tu packaging tiene que ser moderno e innovador en ese sentido. 

8. Go Green

Este concepto debe estar presente en todo el proceso de producción, también en el packaging. En una sociedad cada vez más concienciada con el medio ambiente, dejar de lado la sostenibilidad no es una opción y puede salir muy caro. Todo el proceso de producción y reciclaje de los envases deben seguir criterios de sostenibilidad.

La importancia de un packaging efectivo

Pero más allá de estos ocho requisitos, es fundamental afrontar el desarrollo del packaging teniendo claro que no es un gasto sino una inversión. O visto de otra forma: no hay mayor gasto que un packaging mal enfocado, mal ejecutado o mal producido.

Por eso, además de aplicar estas recomendaciones y enfocar el packaging desde una visión global, es importante monitorizar los resultados para detectar errores o aspectos a mejorar constantemente.

New Call-to-action

Anterior Siguente

Y tú, ¿qué opinas?