Employer Branding: estrategias y ejemplos de cómo atraer talento para tu marca

El employer branding o la marca empleadora es el término que utilizan las empresas para hablar de las metodologías que les permiten atraer y retener talento. Desarrollar una buena estrategia de marca requiere del compromiso de toda la organización con el plan estratégico fijado. Es, sin duda alguna, uno de los requisitos clave. Dado que el 50% de los candidatos afirma interesarse por la misión y visión de la empresa.

Los empleados deben sentir la marca como propia. Sólo así cuando interactúen con los diferentes públicos podrán transmitir una experiencia coherente que permita un crecimiento sostenido de la empresa. Por supuesto, también es necesario contar con trabajadores expertos y en los puestos adecuados. Por ello, la atracción de talento se ha convertido en una tarea innegable para las marcas y el employer branding en la herramienta más adecuada para hacerlo.

New Call-to-action

 

4 estrategias employer branding para retener el talento

Como ya hemos analizado en artículos anteriores, el employer branding es la imagen que proyecta una empresa como empleador. Ya sea desde el punto de vista de cómo se presenta ante sus candidatos o cómo los elige, hasta cómo se relaciona y promociona a los  empleados ya integrados en la compañía. Es por tanto una derivada de la capacidad de la marca para atraer y fidelizar, pero en lugar de al cliente, al talento.

 

Si bien el término employer branding comenzó a utilizarse a finales de los años 90, no ha sido hasta hace poco que se ha popularizado. Con la superación de la crisis y del mercado laboral, así como con la aparición de nuevos retos empresariales, la búsqueda de personal formado y adecuado es vital. Pero, ¿cómo debe hacerse?

  1. Cambia el enfoque de candidato a persona. Una empresa es una gran familia y los empleados son uno de los grandes pilares que nos permiten avanzar hacia el futuro. Cada nuevo miembro aportará una esencia personal única y gracias a ella alcanzaremos los objetivos y resultados fijados pero es importante que las personas que se incorporen no sólo sean buenos profesionales sino que además se identifiquen y sean afines a los valores de la marca. De eso se ocupan los personalidad o los ejercicios de coaching para definir el desarrollo de su carrera en el futuro, fomentando el liderazgo individual y grupal. Por ejemplo, en los procesos de selección de la marca Zappos intervienen el resto de los empleados para dar su opinión respecto a los diferentes candidatos y evaluar si encajan o no en la cultura de la compañía. Ya no reclutamos recursos, sino talento. Y talento que pueda florecer en nuestro ecosistema
  2. Escucha a tus empleados para detectar tus puntos de mejora. Compartir experiencias y aprendizaje alrededor de una empresa es el primer paso para fomentar y retener el talento. Y como consecuencia, construir la figura del embajador de marca a nuestra medida. Debemos proyectar una cultura empresarial positiva, sino podemos seducir a nuestros empleados difícilmente podremos hacerlo con nuestros clientes. De modo que para poder detectar los puntos fuertes y resaltarlos en el employer branding, debes conectar de manera racional y emocional con las personas que trabajan en la compañía. Así que presta atención a sus comentarios, pide evaluaciones, pregunta cómo se sienten y  promueve una cultura compartida. Ofréceles tus productos para que pueda recomendarlos. Impulsa un clima de cercanía y sinceridad en torno a ellos. Hazles sentir parte del proyecto.
  3. Invierte en tecnologías de comunicación interna: invita, escucha, comunica y actúa para conseguir una comunicación interna efectiva. Instaura un ecosistema óptimo para que el empleado pueda decirnos aquello que piensa con sinceridad. Cada vez encontramos más startups que ofrecen puentes tecnológicos para facilitar este tipo de relaciones. Un ejemplo es HappyForce, una app móvil que permite a los empleados relacionarse a diario con la empresa de forma anónima y transparente. Porque entender mejor a los empleados aumenta la motivación y productividad de los mismos.

Ejemplos de acciones de employer branding efectivas

Promover el employer branding dentro de una compañía reduce el porcentaje de rotación. Lo cual nos permite construir una marca empleadora fuerte, con un alto rendimiento en las personas. Porque, al fin y al cabo, nuestros empleados son el motor de nuestra nuestra historia. Más allá de ejemplos ya conocidos por todos como Google, existen otras empresas cada día más populares por acciones como:

  • Crear una página web de empleo atractiva. Es posible que el 95% de los candidatos tenga su primera experiencia con la marca dentro de ella. Y ya sabéis que la primera impresión es la que cuenta. Heineken, por ejemplo, ha optado por reclutar el mejor talento a través de una entrevista fresca y disruptiva en una web donde aquello que prima es la personalidad del candidato. Asimismo, la multinacional española CPM cuenta con una página en la que cualquiera de los candidatos puede descubrir la esencia de la compañía a partir de testimonios, imágenes reales y vídeos.
  • Mostrar tu empresa en redes sociales. El 65% de los usuarios siguen a empresas en RRSS para descubrir sus ofertas. En el caso de Banco Galicia, son los propios empleados los que impulsan la comunicación de su marca empleadora, compartiendo a través de sus redes la cara más personal y cercana de la empresa, con un espíritu positivo y orgulloso. Otro buen ejemplo de employer branding en redes es Spotify y su afán por mostrar el buen rollo de equipo entre la #spotifypeople en Instagram. ¿Quién no querría formar parte de esta familia?

Porque al igual que Sócrates defendía que sólo el conocimiento que llega desde dentro es el verdadero conocimiento, solo la marca que se construye desde una perspectiva interna, contando con profesionales formados, satisfechos y conocedores de los valores de marca, puede convertirse en una marca con proyección y valor de futuro.

New Call-to-action

Comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.

Escribe un comentario