Hoy en día escuchamos que tenemos que ser únicos, resaltar y diferenciarnos de la competencia para cada proyecto que comenzamos a desarrollar. Pero al mismo tiempo observamos varios cambios que tienden al minimalismo y al flat design y todo ello acaba pareciéndose. Es importante buscar nuevas alternativas y nuevos caminos para marcar la diferencia.

Esto me acerca más al tema de hoy. Branding es un término relativamente nuevo, que sigue madurando y creciendo. Es lo que nos da pie a experimentar, desarrollar e innovar en campos nuevos para fortalecer las marcas. Tu logo tiene que ser uno de tus activos de marca más importantes. Es el que te hace reconocible y será lo primero que la gente vea cuando entre en contacto con tu marca. El mundo digital de hoy es un territorio obligatorio que nos introduce más que nunca al movimiento.

Vamos a repasar algunas de las razones de la importancia de logotipos animados, a los que incluiremos sus ejemplos correspondientes:

 

Vida requiere movimiento” – Aristóteles

 

BRAND AWARENESS

Uno de los objetivos principales de un logotipo es potencializar su Brand Awareness. Tener un logotipo animado, es decir, con movimiento, ayuda a crear una imagen más memorable en la mente del cliente. Te invito a pensar en el logo de Paramount Pictures o Universal. Todos nos imaginamos en nuestras mentes las estrellas volando por el lago subiendo la montaña o el mundo giratorio.

 

 

En la mayoría de los casos, los logotipos son imágenes estáticas. Pero con el uso inteligente de la animación, toda la marca viene a la vida a través del movimiento. Un logotipo animado inmediatamente creará una impresión en la mente del cliente, aumentando así su Brand Awareness.

 

 

CUÉNTAME UNA HISTORIA 

No hay duda que una imagen estática puede contar una historia, pero una en movimiento puede multiplicar su personalidad y su carácter. Las marcas enriquecen su capacidad de comunicar, su esencia o proposición de valor agregando movimiento. Es una herramienta que facilita al consumidor entender su esencia. No estoy insinuando que un logo estático no lo haga, pero aplicándole animación facilita la comprensión del valor de la marca más rápidamente.

 

 

SOY ÚNICO

Volviendo al inicio de este artículo, hoy en día todos queremos ser más únicos, resaltar por encima de los demás y diferenciarnos del resto, pero curiosamente cada vez nos parecemos unos a los otros. Un logotipo animado tiene mejores posibilidades de conectar emocionalmente con su público objetivo ideal, contribuyendo a la historia general detrás de su marca. El movimiento transmite el ambiente de su marca al instante y mantiene la atención del espectador durante un período de tiempo más largo.

 

 

AHORA TIENES MI ATENCIÓN 

Con la cantidad de contenido digital que estamos rodeados durante el día, es de suma importancia luchar para mantener la atención de los clientes potenciales. Las marcas que abrazan los logotipos en movimiento demuestran más éxito en las conversiones de sitios web; que las que no lo hacen. Marcas creadas con el uso constante del movimiento ya están un paso por delante de sus competidores. Crea curiosidad e intriga en los clientes, pues es algo que no han visto anteriormente ya que normalmente nuestra sociedad anda sobresaturada de marcas estáticas que salen de manera habitual y ver algo diferente capta la atención de muchos.

 

 

REPETICIÓN CONSTANTE

Gracias a una nueva era digital donde cada vez el contenido que consumimos proviene de una pantalla, de un móvil o un app, podemos utilizarlo como soporte ventajoso para presentar logos animados, que precisamente ayudan a potencializar todas las razones mencionadas anteriormente.

 

 

Podríamos decir que hay un terreno nuevo que nos regala la era digital y es el momento perfecto para darle más vida, fuerza y significado a nuestras marcas. No podemos olvidar las consecuencias que dejó la animación viral, para el presidente electo Donald Trump que fue obligado a cambiar la imagen de toda su campaña en plenas elecciones 2017.