Imaginar, planificar y poner en práctica una estrategia digital adaptada a las necesidades y objetivos de tu empresa es básico en el entorno actual. Pero ¿qué puntos debemos tener en cuenta para que la estrategia digital consiga resultados? Sobre estos temas reflexionamos en el artículo de hoy.  ¿Nos acompañas?

DESCARGA EL EBOOK: BRANDING DIGITAL, MAS BRANDING QUE NUNCA

 

En qué consiste una estrategia de marca digital

Hoy en día cualquier empresa tiene, de una manera u otra, una estrategia digital; desde la pyme que coloca ofertas en su muro de Facebook o en Instagram a la gran compañía que cuenta con equipos numerosos de community management.

Como en cualquier viaje, antes de empezar hemos de planificar una ruta, saber con qué medios de transporte contamos y proveernos del combustible necesario para llegar a nuestro destino final. Por eso, la definición de la estrategia de branding digital también comienza con la creación de un plan que nos muestre como ir del presente al futuro previendo las dificultades propias del camino y las necesidades que tendremos para alcanzar nuestro objetivo, ya sea éste el de captar nuevos clientes, mejorar la tasa de fidelización de los mismos, o aumentar las tasas de conversión, potenciar la visibilidad de nuestra marca u otros.

5 claves para crear una estrategia digital

Las herramientas o acciones que contempla una estrategia de branding digital son muchas y variadas: SEO, SEM, acciones en redes sociales, utilización de influencers, optimización y analítica web, marketing de contenidos, etc. Cuáles usar y cómo combinarlas dependerá lógicamente de los objetivos que se hayan planteado, pero también del tipo de sector, del comportamiento digital de sus clientes, del ciclo de vida de sus productos y de otros muchos factores.

Para cuáles son las acciones que mejor se ajustan a nuestra marca, a nuestros recursos y a nuestros objetivos? Nosotros hemos seleccionado las siguientes:

1. Define tu estrategia de marca

Es la base, y por tanto el punto de donde una estrategia digital debe partir. Ya lo hemos dicho en otros posts: estrategia digital sí, pero antes debe haber una estrategia de marca claramente definida. De otra forma, no sólo no sabrás cómo comportarte en el entorno digital, sino que probablemente este sea incoherente con las actuaciones que la marca lleva a cabo en otros ámbitos.

2. Define tu territorio de marca

Es el espacio que queremos que el público asocie con nuestra marca. Al definir este territorio sentamos los fundamentos que permitirán crear contenido afín a la marca y dotarla con mayores recursos. En el siguiente artículo encontrarás mucha más información sobre cómo definir tu territorio de marca y las ventajas que te puede aportar.

3. Genera contenidos que sean útiles para las personas y contribuyan a hacer tangible tu propósito de marca

En la era digital, las marcas son plataformas de comunicación en sí mismas. Además de vender sus productos o servicios, las marcas deben tener un punto de vista sobre lo que hacen y porqué lo hacen, de forma que los potenciales clientes puedan identificarse con esa manera de entender su servicio, más allá de la calidad del mismo, que casi se da por descontada. En definitiva ofrecer información, entretenimiento y espacios donde compartir ideas y opiniones. Por eso, una estrategia digital tiene que ayudar a captar leads, pero también tiene que contribuir a construir relaciones sólidas con los públicos que sean de interés para la marca. Y eso se consigue aportando valor, y no solo con los productos y servicios sino también con los contenidos que la compañía es capaz de ofrecer.

4. Define los objetivos y coordina tus estrategias comerciales on y off line

¿Por qué y para qué estás en el mundo digital? ¿qué pretendes y cómo vas a conseguirlo?. ¿Cómo puedes integrar los esfuerzos comerciales on line y off line mejor?. De qué manera vas a acompañar a tu público? ¿Cómo vas a lograr conversión?

Estas son algunas de las cuestiones fundamentales que tendrás que plantearte si quieres que tu estrategia tenga un sentido..

5. Modifica tu estrategia digital en función de la respuesta que vayas teniendo

El marketing digital ha dado voz a las personas, haciendo posible mantener una comunicación bidireccional con ellos, así que hay que aprovecharlo, no sólo porque es una oportunidad, sino porque no hacerlo nos penalizará tarde o temprano. El entorno digital se caracteriza por la inmediatez, pero también por eso es y cambiante y lo que funciona hoy puede no hacerlo mañana. Las estrategias hoy tienen generalmente una mayor caducidad y los cambios tecnológicos abren nuevas oportunidades y canales continuamente. Tener que modificar nuestra estrategia digital no es malo, de hecho recibir un feedback realista del resultado de nuestras acciones de marketing digital para poder modificarlas es necesario. La ventaja del entorno digital es que la prueba error es menos costosa y mucho más ágil, por lo que se pueden quemar etapas más rápidamente.

En resumen: definir una sólida estrategia de branding digital, articulada con la estrategia de marketing y comercial es imprescindible hoy en día ¿Estás de acuerdo? Nos gustaría leer tu comentario.

New Call-to-action