Esta web utiliza cookies para ofrecer una mejor experiencia de navegación. Si continúas navegando consideraremos que aceptas su uso. Más información

Aceptar

ALANTRA

A favor del cambio

 

N+1 es una reconocida compañía en la banca de inversión y la gestión de activos. Con presencia en 19 países, cuenta con oficinas en los principales centros financieros del mundo y es primera entidad europea en el segmento del “midmarket”. Desde su fusión con Dinamia en julio de 2015, N+1 cotiza en el Mercado Continuo español.

El importante crecimiento internacional experimentado por la compañía, así como su reciente fusión, unido a que la marca presentaba dificultades en algún idioma y en buscadores, aconsejaba abrir una reflexión sobre un posible cambio de marca. 

Pero un proceso así, siempre es delicado, y más si se trata de una empresa cotizada y con alcance internacional. Así que evaluamos los riesgos y oportunidades del cambio (y de no hacerlo), e hicimos nuestra recomendación estratégica: ¡a favor del cambio! La nueva marca debía abrir una nueva etapa en la compañía y servir de motor y de respaldo para potenciar y consolidar su crecimiento internacional y para cohesionar toda la organización en los diferentes países y mercados en los que opera.

Una identidad con una gran oportunidad

Una vez decidido el cambio, llevamos a cabo un proceso de naming con nuestros equipos especialistas y metodologías propias. Alantra fue el nombre elegido entre cientos de alternativas, por ser el que mejor cumplía con los requerimientos estratégicos y lingüísticos planteados: es un nombre corto, sonoro, evocador, cargado de connotaciones positivas, con carácter internacional y pronunciación homogénea en las principales lenguas, que combina bien con los nombres de las sociedades compartidas y que es viable a nivel de registro en todos los mercados en los que la compañía opera.

Una compañía con empuje

De significado deliberadamente abierto, el nombre se inspira en el empuje y capacidad de crecimiento de la compañía. Se trata de un nombre capaz de representar obtención de resultados, dinamismo e implicación que son los conceptos clave que caracterizan a la compañía.

La identidad visual es sobria, elegante, ágil y moderna. E incorpora un gesto que funde una N con un 1 para hacer un guiño a la marca original, de la cual hereda también el color, para mantener parte de su reconocimiento.

Si te ha gustado esto...