Tener una marca registrada es algo que todo profesional y/o empresa debería hacer. No registrar tu marca o nombre comercial puede conllevar algunos problemas importantes. Con este artículo aprenderás la importancia de tener una marca registrada, así como la forma de conseguirla.

 

Diferencias entre Propiedad Industrial y Propiedad Intelectual

Lo primero que debes tener en cuenta es que la Propiedad Industrial y la Propiedad Intelectual no son lo mismo y no funcionan igual. Mucha gente registra su marca en Propiedad Intelectual, pero esto no le garantizará que su marca o nombre comercial estén a salvo de ser utilizados por otras personas.

Propiedad Intelectual se encarga de registrar obras literarias, científicas y artísticas a modo de prueba de que una persona es la autora de las mismas y, por lo tanto, la propietaria de sus derechos de autor. Pero, aunque una persona no registre su obra en Propiedad Intelectual, si consigue demostrar por otras vías que es su autora, sus derechos le pertenecerán.

No ocurre lo mismo con una marca. Si creas una marca o un nombre comercial y no los registras en Propiedad Industrial, otras personas pueden hacerlo y beneficiarse de la imagen, la reputación y toda la proyección que tú has conseguido con tu marca hasta ese momento.

Este punto es de vital importancia, ya que muchas personas acuden a Propiedad Intelectual para proteger la imagen de su logotipo cuando en realidad esto no les ayuda a tener una marca registrada legalmente.

Una marca registrada es título de propiedad y contiene el derecho a su uso.

 

Ventajas de tener una marca registrada

Derivado de lo anterior, no es difícil deducir que tener una marca registrada supone una serie de ventajas que merecen la pena. Los más destacables son:

  1. Si tienes tu marca registrada, podrás impedir que otras personas utilicen ese mismo nombre o cualquiera similar para productos o servicios del mismo sector o de sectores similares. Por ejemplo, si registras la marca o nombre comercial Caliopes para una marca de productos alimenticios, nadie podrá usar la marca o nombre comercial Caliopes, ni Caliope, ni Calopes, para una marca de productos alimenticios, aunque sí podrán utilizarlo para otros sectores bien diferenciados como, por ejemplo, el sector de la construcción.
  2. Si tienes tu marca registrada, podrás impedir que otras personas la registren y se apoderen de ella.
  3. Si tienes tu marca registrada, puedes conceder licencias sobre la marca para que otras personas la utilicen de forma legítima y cediéndote parte de los beneficios que recauden con ella. Incluso podrás crear franquicias.

 

Entonces ¿cómo puedo tener mi marca registrada?

Existen varias formas de registrar una marca o nombre comercial:

  1. A través de un agente colegiado de la Propiedad Industrial …
  2. …o tú personalmente (por tu cuenta). Si lo quieres hacer personalmente, las dos más habituales para hacerlo por tu propia cuenta son bien yendo personalmente a la OEPM (Oficina Española de Patentes y Marcas) o a alguna de sus delegaciones, o más cómodamente a través de un formulario por internet.

Los pasos para conseguir, cubrir y enviar dicho formulario desde tu oficina y conseguir una marca registrada son los siguientes:  

  1. Acceder a https://tramites2.oepm.es/solemar_n/
  2. Hacer clic en “Descargar formulario”.
  3. El navegador descargará un PDF interactivo que estará conectado a través de internet con la OEPM. Deberás cubrirlo de acuerdo a cómo quieras hacer el registro. En las páginas finales del PDF puedes encontrar las instrucciones de cumplimentación, que además explican con detalle los campos del formulario.
  4. Una vez completado el formulario, encontrarás en la página 4 la opción de “Acceso a la web de la OEPM para enviar el formulario”.
  5. Tras el envío, podrás realizar el pago. Las tasas puedes consultarlas en este link: https://www.oepm.es/es/propiedad_industrial/tasas/

Llegados a este punto, solo te quedará esperar a que la marca te sea concedida, aunque durante el proceso pueden surgir personas que reclamen que estás registrando una marca similar a la suya y, en ese caso, habrá procedimientos legales de por medio.

Cuando te concedan la marca, será exclusivamente tuya y podrás beneficiarte de todas las ventajas que veíamos antes y de las que ya conoces su importancia. Si a partir de ese momento alguien quisiese registrar una marca igual o similar a la tuya, la OEPM te avisará para que puedas presentar la reclamación e impedir ese registro.

La Propiedad Industrial es un tema bastante complejo, pero esperamos que este pequeño artículo te haya permitido aproximarte más a su realidad y conocer las ventajas y las formas de conseguir tu marca registrada.

New Call-to-action