Del pet food al pet welfare

Mireia Molas

Del pet food al pet welfare

En 2021 había en España más de 31 millones de mascotas (para una población humana de 47 millones de personas), y de ellas, 9,31 millones eran perros y 5,86 millones gatos.

Este dato trae como consecuencia el crecimiento constante del sector de la alimentación animal, que cada vez innova más con nuevas propuestas de productos, recetas, métodos de elaboración, nuevas experiencias de compra (delivery vs. retail), etc. Pero, a día de hoy, la alimentación ya no es el principal problema a resolver por parte de los “pet parents”.

Hace unos días, veíamos que toda esta preocupación por la alimentación de calidad, es consecuencia de la nueva forma que tenemos de relacionarnos con nuestros perros y gatos, ya que ahora son parte de nuestra familia y entendemos su bienestar de una forma 100% holística.

Queremos que estén bien física y mentalmente. Que sean seres felices, alegres y sanos. Que disfruten de la vida al máximo, que vivan experiencias únicas, que podamos compartir con ellos todo aquello que nos apasiona.

Asimismo, queremos que se sientan especiales y amados. Es decir, queremos para ellos lo mismo que queremos para nosotros.

En este sentido, podemos ver que lo que conocemos por sector “pet food” (comida para mascotas) o “pet care” (cuidado para mascotas) evoluciona cada vez más, hacia lo que podríamos llamar “pet welfare” (bienestar animal),  ya que queremos tener a nuestro alcance todo aquello que les haga tener una vida plena y feliz en todos los sentidos.

Con este punto de partida, empezamos a ver que cada vez más bares y restaurantes aceptan a los animales en el interior, e incluso ofrecen cuencos con agua y un espacio para tumbarse.

O vemos también como en el sector turístico muchos alojamientos y hoteles aceptan también la visita de animales, para promover así unas vacaciones o escapadas “pet friendly” en las que los animales son uno más y no un problema con el que lidiar.

Pets con estilo

Incluso hemos visto compañías de moda como H&M o Inditex han lanzado sus “Colección Mascotas”, para todos aquellos que quieran vestir y abrigar a sus animales y hacerlo con estilo, o a la última moda.

Cada vez son más las marcas y empresas de diferentes sectores que ven como “persona + animal” son inseparables, y que si entienden ese vínculo y esa relación y ofrecen experiencias y productos para ambos, la marca pasará a ser muchísimo más importante y relevante para ellos.

Viendo este gran proceso de humanización de los animales y la búsqueda constante de vivir experiencias con ellos, no es extraño preguntarse ¿dónde estará el límite?

Por ejemplo, podríamos llegar a imaginar gimnasios a los que sea posible asistir con tu perro, y hacer juntos unos minutos de cinta de correr.

O quizás podrá llegar a normalizarse que la salud mental de los animales es importante y parte de su bienestar, y, por lo tanto, quizás podremos disponer de psicólogos a los que acudir para tratarlos cuando sea necesario.

Pet traveling

Si pensamos en viajes y movilidad; quizás llegará un momento en el que perros y gatos podrán tener un sitio (pagado) en la cabina de un avión, para viajar junto a sus dueños, y no tener que estar en la bodega, apartados y aislados.

La integración del mundo animal en nuestros hábitos de sociedad

Asimismo, hay que normalizar  que los perros y gatos puedan acudir al espacio de trabajo, pero no porque la compañía es “pet friendly” y lo permite sino porque sea un derecho de todas aquellas personas que tengan un animal.

Y si no es posible, al menos tener la oportunidad de dejarlos en «guarderías»  para que no estén solos en casa y puedan convivir con otros animales.

O, cuando su vida se acaba y llega el momento de despedirse, ¿podrán existir espacios donde poder enterrarlos y hacer una ceremonia de despedida? ¿Un sitio físico al que podamos ir a honrarles, o “visitarlos” cuando nos apetezca?

Los datos ya nos dicen que los hogares con animales seguirán creciendo, y que el vínculo que generan las personas con ellos es cada vez más importante y relevante en sus vidas. Y esto creará, nuevas preocupaciones de los dueños y dueñas de animales que habrá que resolver.

Los sectores del “pet food” y “pet care” evolucionarán hacia el “pet welfare” y esto creará sin duda oportunidades para compañías de todo tipo de sectores que podrán ofrecer nuevos servicios, nuevos productos y nuevas experiencias para todas las familias perrunas/gatunas y conseguir así un vínculo con sus clientes muchísimo más fuerte y relevante. Y que, por supuesto, tendrá una consecuencia directa en el aumento de sus ingresos.

¿Te perdiste el post Petfood marketing: la revolución de las mascotas? ¡Pues aquí puedes leerlo!

Anterior Siguente

Y tú, ¿qué opinas?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *