Single Entrevista

Sin visión y estrategia, una marca no tiene futuro

Pero para garantizar su vigencia en el tiempo, es necesario evaluar el estado de la gestión de la marca regularmente

Estabilidad en el cambio. Las marcas requieren un posicionamiento claro, una identidad definida, un concepto que las inspire. Son elementos fundamentales para que una marca aporte valor y desarrolle su potencial. Al mismo tiempo, la realidad social, tecnológica y de mercado cada vez están actuando con cambios más rápidos y profundos: nuevas tendencias y expectativas de los clientes, estrategias competitivas, innovaciones en productos o en comunicación…  ¿El resultado? Es más difícil mantener vigente la proposición de valor de la marca en el tiempo.

Recordemos de nuevo que la consistencia es uno de los pilares fundamentales para construir una marca poderosa. La respuesta a este reto debe ser disponer de métodos de diagnóstico que nos permitan analizar con regularidad la fortaleza de la marca y evaluar si estamos enfocando adecuadamente su gestión.

Una marca poderosa debe estar definida de acuerdo a una estrategia sólida, fundamentándose en atributos legítimos, sostenibles y con recorrido pero además debe anticiparse a las tendencias. Por ello, el conocimiento de la marca y de su entorno actual y futuro deben ser acciones cruciales de todo gestor de marca.

Sólo con un completo diagnóstico de marca periódico podemos asegurarnos de que la marca mantiene su rumbo pero a la vez es capaz de adaptarse a las circunstancias cambiantes. Los más de 20 años de experiencia con que contamos en SUMMA Branding nos han permitido detectar que la mayoría de los errores que se cometen en la gestión de las marcas responde a cinco causas: falta de estrategia, proyección inadecuada, ausencia de liderazgo, organización no alineada y ausencia de sistemas de gestión adecuados.

El conocimiento de la marca y de su entorno actual y futuro resulta crucial para todo gestor de marca

Por eso hemos desarrollado métodos de diagnóstico de marca propios que ayudan a las empresas a detectar los problemas a tiempo y responder con éxito a ellos. La mayor parte de las veces las soluciones pasan por tres tipos de acciones: enfocar mejor la estrategia, impulsar nuevas prácticas y sistemas de gestión, o profundizar en la alineación de la organización con la marca.

 

 

Esta web utiliza cookies para ofrecer una mejor experiencia de navegación. Si continúas navegando consideraremos que aceptas su uso. Más información

Aceptar